Lugares de interés turístico

OFERTA CULTURAL

Murcia

Es una ciudad donde la vida se hace en la calle y la tradición y la vanguardia conviven en perfecta armonín.
Pasear por el Paseo Alfonso X, la Plaza Santo Domingo, el Teatro Romea, las calles Platería y Trapería hasta llegar a la plaza del Cardenal Belluga, donde se encuentran algunos de los principales símbolos de la ciudad como el Real Casino, con su elegante salón de baile estilo Luis XV, la Catedral de Santa María, con sus diferentes estilos renacentista, gótico y barroco, el Palacio Episcopal o el Edificio Meneo.
La oferta cultural en la ciudad es muy amplia y uno de los más significativos es el Museo Salzillo, donde se encuentra la colección más completa de este escultor imaginero del barroco murciano, Francisco Salzillo. Destaca el belén napolitano con 556 piezas y sus obras religiosas que procesionan en Semana Santa. Otros museos importantes son el de Santa Clara la Real y el Arqueológico Regional, además de las galerías de exposiciones que hay repartidas por la ciudad.
Entre sus fiestas destacan las de Primavera con el Bando de la Huerta y el Entierro de la Sardina, esta última declarada de Interés Turístico Internacional.
Murcia es una ciudad para pasear por sus plazas, sentarse en sus terrazas y disfrutar del buen clima y de sus tapas típicas como marineras, caballitos y sus famosos pasteles de carne y paparajotes.

 

Lorca

Conocida como la Ciudad del Sol, es una de las más monumentales de la Región donde se puede apreciar el pasado islámico y su rica arquitectura renacentista y barroca.

A lo lejos se divisa su imponente castillo, La Fortaleza del Sol, considerado como la construcción más representativa de la ciudad y donde se conservan restos de las culturas árabe, cristiana y diferentes actividades.
A destacar sus museos de bordados de los Pasos Azul, Blanco, Encarnado y Morado y su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional y que harán que se descubra una fiesta totalmente diferente con sus desfiles bíblicos-pasionales donde se pueden ver grandes carrozas, cuadrigas y grupos ecuestres, todos ataviados con ricos mantos bordados en oro y seda con escenas del Antiguo y del Nuevo Testamento.

Cerca se encuentra la población costera de Águilas, donde además de disfrutar de sus playas se tiene la opción de visitar alguno de sus museos, pasear por sus calles y plazas y asistir a uno de los grandes desfiles de Carnaval, declarado de Interés Turístico Internacional.

 

Cartagena

Una de las ciudades más antiguas del Mediterráneo con más de 3.000 años de antigüedad y cuyo puerto ha sido testigo de algunos de los episodios más importantes de la historia, como la llegada de los cartagineses a la península y la conquista de Roma. Dentro de su patrimonio cuenta con yacimientos arqueológicos, museos y centros de interpretación, que hacen que la oferta cultural sea amplia, además de ser una de las ciudades europeas con más fortalezas defensivas.
En el puerto se encuentra el Museo Naval y la Sala de Isaac Peral, donde entre su cilección se puede ver el primer submarino de guerra del mundo, y el Museo Nacional de Arqueología Subacuática, con un pecio fenicio del s. VII a.c. y el famoso «Tesoro de la Fragata Nuestra Señora de las Mercedes», con más de 570.000 monedas de oro y plata.

El Museo del Teatro Romano, construido a finales del s. I a.c. por el emperador Octavio Augusto y musealizado por el arquitecto Rafael Moneo es en la actualidad un ejemplo de la integración de un yacimiento romano dentro del centro urbano.
A destacar la Semana Santa y la fiesta de Cartagineses y Romanos, ambas declaradas de Interés Internacional y que sus gentes viven en sus calles con una gran pasión.

Para finalizar el día, nada mejor que hacerlo en una de sus terrazas, tomando su famoso café asiático y comiendo un suspiro, dulce popular pasodoble «Suspiros de España».

 

Caravaca de la Cruz

Es una de las cinco ciudades santas del mundo y lugar elegido por peregrinos y viajeros que buscan un destino diferente. En la Basílica de Caravaca se custodia la Santísima Vera Cruz, una reliquia venerada desde el s. XIII en cuyo interior se guarda un trozo de la Cruz en la que murió Jesucristo.

De entre sus fiestas, destacan las que se celebran a principios de mayo, Los Caballos del Vino, declaradas de Interés Turístico Internacional Y donde tanto sus habitantes como los miles de visitantes que acuden, se preparan para pasar unos días disfrutando de unas actividades que se celebran desde la Edad Media. También importantes son los desfiles de Moros y Cristianos y sus mercadillos medievales.

Muy cerca del casco urbano de la ciudad, se encuentran Las Fuentes del Marqués, un espacio situado en plena naturaleza con un encanto especial, rodeado de manantiales de agua y que sin duda es uno de los parajes naturales más bonitos de la Región.